UNA VIDA, UNA HISTORIA, UNA ENFERMERA: SIDÊNIA ALVES SIDRIÃO DE ALENCAR MENDES

UNA VIDA, UNA HISTORIA, UNA ENFERMERA: SIDÊNIA ALVES SIDRIÃO DE ALENCAR MENDES

 

Ana Lucia Abrahão1, Donizete Vago Daher2, Nathalia Telles Paschoal Santos3

 

1,2,3 Universidad Federal Fluminense

 

 

RESUMEN

La profesión enfermería  incorpora y defiende el compromiso por un hacer volcado para la vida, sin perder la política como elemento esencial de esta profesión. Este artículo rescata parte de la construcción de la trayectoria de una enfermera militante que contribuye con la formación de la enfermería brasileña: La profesora Sidênia Alves Sidrião de Alencar Mendes. En una forma narrativa, el texto objetiva, a través de la historia de la profesora, registrar una parte importante de la formación y de los modos de actuación de esta profesión en Brasil.

Palabras clave: Historia; Memoria; Enfermería.

 

 

INTRODUCCIÓN

 

La Escuela de Enfermería Aurora de Afonso Costa de la Universidad Federal Fluminense está marcada por la personalidad de mujeres fuertes, justas, éticas y comprometidas con la práctica centrada en la persona, en el usuario. Como la de la profesora Aurora de Afonso Costa, fundadora de la Escuela que sustentó con mucha delicadeza y fuerza el sueño de educar y formar jóvenes, en el territorio fluminense, para el ejercicio de una nueva profesión que tiene como objeto de sus acciones el cuerpo. Un sueño en una época de costumbres rígidas, una sociedad patriarcal, una realidad que revela el compromiso social y la solidaridad. Principios en que la EEAAC/UFF pauta  su formación.

Estos elementos se organizan y modelan la práctica presente, sumados a muchas características de las mujeres, como las de la profesora Aurora que marcan la identidad y construyen el clima de pertenencia en la EEAAC.

En este artículo, buscamos presentar una pequeña historia de una de esas mujeres. Sidênia Alves Sidrião de Alencar Mendes, profesora, subjefe del departamento, coordinadora del curso de graduación (por dos mandatos consecutivos), vice-directora del Centro de Ciencias Médicas, directora (por dos mandatos consecutivos) de la EEAAC, vice-presidente de la Comisión de Educación de la ABEn nacional, presidente de la Asociación Brasileña de Enfermería (Sección Niterói) y consejera del Consejo Regional de Enfermería de Rio de Janeiro.

 

EL CAMINO INICIAL EN MOMBAÇA

 

La profesora Sidênia Alves Sidrião de Alencar Mendes nació en una familia de políticos en Mombaça, una pequeña ciudad de Ceará, en una familia de muchos hijos, tíos y primos, con mucho cariño y bajo la tutela de un padre atento a la ética, a la solidaridad y a la justicia social.  Aspectos estos que ella comienza a ejercer desde muy temprano. Como todo padre nordestino rigoroso, el señor Francisco no dejaba a su querida hija salir de casa para viajar, pero el intercambio de cartas era permitido y es por este camino que ella pasa a conocer el “mundo”. Hizo muchas y muchas amistades que son cultivadas hasta hoy. Conoce varias ciudades, regiones y promueve muchos encuentros. Con la experiencia del intercambio de cartas desenvolvió la sensibilidad para escuchar con sensibilidad al otro

Fue a través de su abuela, una profesora muy culta,  ella descubrió la historia de Florence Nigthingale y Anna Nery. Entonces se apasiona por la profesión y por los libros sobre la historia de la enfermería que devoraba para estupefacción de sus profesores.

 

LA UNIVERSIDAD

 

El compromiso con un modelo de una sociedad justa y solidaria, que aprendió desde muy temprano en la familia, es llevado para la Facultad de Enfermería, en Fortaleza. Lejos de su Mombaça querida, ella pasa a poner en práctica aquello que veía, oía y vivía junto a  su familia que tanto ama.

En la facultad pasa a imprimir en su formación, como buena nordestina, su propio destino. Ingresa en las discusiones sobre una sociedad más justa, participa activamente del movimiento estudiantil y durante un dilema entre ir a un torneo deportivo y hacer ama prueba de contenido, ella elige el torneíto pues en este espacio existía la posibilidad de reunirse con muchos colegas y alumnos y el debate político era cierto. De esta manera, una idealista nata, marca y es marcada por el deseo de hacer una política diferente, inclusiva, con participación colectiva. Algo que la Universidad ofrecía, pero que a veces no era entendida como elemento de formación. Sidênia, construyendo su propio currículo de formación, crea y ejercita este lado de la formación del enfermero que más tarde, será una de las bases de su militancia política en la profesión.

 

EL CAMINO EN NITERÓI

 

Al término de la graduación en Fortaleza surge la posibilidad de venir para Niterói, en Rio de Janeiro, para realizar una Residencia en Enfermería. El acuerdo firmado con su padre de que regresaría a Mombaça en cuanto se graduara como enfermera se deshizo, marcado pela su  “inquietud genética”, y ella vino para Niterói. Las novedades eran muchas: Ciudad nueva, personas nuevas, oportunidad de hacer nuevas relaciones. Gana en la figura de la Profesora Vanda Rodrigues de Oliveira más de que una orientadora, gana una amiga y compañera de muchos momentos. Ésta le presenta el equipo de fútbol Flamengo, pasión que pasa a dividir con  su querido Ceará Futebol Clube. Muchas fueron las idas al Maracaná, en Rio de Janeiro, con Doña Vanda, para animar al querido equipo Flamengo. En el medio de la inmensa multitud de aficionados se renovaba.

En el Hospital Universitario Antonio Pedro de la Universidad Federal Fluminense, donde realizaba la Residencia de Enfermería, hizo nuevas amistades y pasa a escribir y a hacer la diferencia en la asistencia. Al término de la Residencia es invitada para el puesto de profesora substituta de la asignatura “Dolencias Infecciosas y Parasitarias” (DIP) en la Escuela de Enfermería de la UFF, pasando a articular aquello que había aprendido en Mombaça con el conocimiento técnico-científico de la enfermería y la militancia política. La unión de estos tres elementos pasa a ser la marca del trabajo y de la producción científica de la profesora Sidênia. De profesora substituta pasa al cuadro permanente de la Universidad y crea un respetado espacio docente junto al Sector de Dolencias Infecto Parasitarias del Hospital Universitario Antonio Pedro.

 

EL CAMINO POR LA POS-GRADUACIÓN

 

En São Paulo realiza el Curso de Especialización en el Departamento de Enfermería de la Escuela Paulista de Medicina

Después del curso en la Escuela Paulista de Medicina y siempre muy apasionada por las prácticas educativas, busca, también en São Paulo, la Maestría de Educación en la Pontificia Universidad Católica y pasa a tener el gran educador Paulo Freire como su profesor y orientador de su disertación. Con él, expande su capacidad de escuchar y del quehacer colectivo, pautadas siempre por la justicia y el compromiso con el público y lo social. Con él, tiene la oportunidad de desenvolver aún más aquellas ideas traídas de Mombaça de que todos poseen saberes y son capaces de, cotidianamente, reconstruirlos. Saberes diferentes que producen nuevos saberes.

 

LA MILITANCIA POLÍTICA COMO BALIZADORA DE LAS PRÁCTICAS DOCENTES Y ASISTENCIALES

 

La vivencia en São Paulo también produce un nuevo y bello cambio en su vida. Este lugar pasa a ser el lugar de encuentro con el amor de su vida, con el profesor Carlos Alberto Mendes. Con él pasa a luchar, en la Asociación Brasileña de Enfermería (ABEn), Sección de São Paulo, por la ética en la profesión y por una formación de enfermería sólida comprometida socialmente. El envolvimiento con la ABEn es diferenciado. La disputa política y saludable por la democracia es realizada por la agitación de paseatas, banderas, discursos y con la producción de muchas y nuevas amistades. Amigos que hacen la dinámica por el “Movimiento Participación”. Este agita Brasil, gana cuerpo y tiene eco de norte a sur en este país de dimensiones continentales. Renueva y fortalece la más antigua e importante Asociación de la profesión. Espacio donde se aprende que el ejercicio de la ciudadanía hace parte del ejercicio de ser enfermero.

Sidênia marca y es marcada por su participación en la ABEn-Nacional. Experiencia que ella trae, en su equipaje, para dentro de la Universidad, para el Curso de Graduación de Enfermería de la UFF. Se mueve con otros docentes, hace nuevas sociedades y amistades intensas. En la graduación, centrada en la línea de Paulo Freire, maestro y siempre amigo, propone la reformulación del currículo de enfermería pautando la formación del enfermero en las necesidades de salud de la población.  Para ella, la enfermería fue y siempre será una práctica social con base en los principios científicos. En una entrevista al COREN-RJ ella dijo: “Estoy realizada individualmente, pero no colectivamente, porque sólo creo en la realización social si nos comprometemos con las luchas por el proceso de construcción de una práctica de enfermería y de salud democráticas, volcada para la formación de profesionales comprometidos con los cambios sociales. Una práctica comprometida con el cambio en los servicios de salud, transformadora, que resulte en la atención a la salud con cualidad.”

Sidênia vive intensamente el movimiento de la Reforma Sanitaria brasileña. Participó de muchas discusiones sobre el proceso de construcción del Sistema Único de Salud (SUS) propuesto para Brasil y también sobre la importancia de  mudar el proceso de formación de los profesionales de la salud y en particular del enfermero. El movimiento por los cambios curriculares nacionales que es liderado por la ABEn-Nacional en la Escuela de Enfermería de la UFF gana eco con los talleres y los amplios debates sobre el perfil de los futuros enfermero graduados. Sidênia, elegida como Coordinadora del Curso de Graduación por dos mandatos consecutivos, hace la diferencia en la enfermería fluminense. En un amplio proceso de construcción colectivo implementa un currículo innovador en la Escuela de Enfermería Aurora de Afonso Costa. Debido a su importancia como educadora, pesquisidora, coordinadora del Curso de Graduación, miembro de la Comisión de Educación de la ABEn-Nacional, Presidente de la ABEn-Niterói, Consejera de la COREn-RJ, etc, es elegida directora de la Escuela de Enfermería de la UFF por dos mandatos consecutivos. Realiza gestiones marcadas por la proyección de la Escuela en el escenario nacional e internacional. Apoya, incondicionalmente, la ampliación de los proyectos de pesquisa y de extensión y el número de Cursos de Especialización y de Maestría en la Escuela. Imprime una gestión colectiva que marca de forma indeleble su pasaje por la institución.

La vida política universitaria de Sidênia es inquieta e incesante en la Asociación de los Docentes de la Universidad Federal Fluminense (ADUFF), en el Sindicato Nacional de los Docentes (ANDES) y en los diferentes fórums de la universidad. Conocida por su integridad en la política es respetada por los segmentos de alumnos, profesores y de funcionarios técnico-administrativo de la Universidad. Cualidad ésta que ella reconoce como  originada en la práctica paterna y de la infancia en Mombaça.

Como abuela es una excelente madre. Sus nietos Lucas, Luiza y Talita saben bien el conforto del límite y del amor de la relación que nace de las charlas, de los regaños y del cariño con ella.

En el movimiento de rescate del Consejo Regional de Enfermería de Rio de Janeiro (COREN-RJ), no huyó al debate. Reconoce la importancia de discutir, de hacer la democracia ser de hecho un derecho del enfermero en el estado de Rio de Janeiro, aun bajo el riesgo que ésta opción ofrece.

Amiga como pocas, sabe cual es el valor de la palabra amistad. Reconoce las diferencias y crece con ellas. Reconocer sus  errores y buscar arreglarlos es  una práctica respetada y admirada por todos aquellos que están a su alrededor. Elemento éste que es reconocido por todos los Consejeros del Consejo Universitario de la Universidad Federal Fluminense. Una persona que transita marcando su posición con seguridad y docilidad por los diferentes grupos de la Universidad.

 

ABRIENDO OTROS CAMINOS

 

El riesgos está siempre presente, él es inseparable de la dinámica de las opciones de vida que Sidênia está produciendo a lo largo de la vida. En este movimiento fue tejiéndose  un territorio rico e intenso de mucha lucha, muchas conquistas y por la vía de la producción de la enfermería dinámica.

 

 

Sidênia múltiple: mujer, hija, enfermera, alumna, abuela, profesora, siempre comprometida con la vida, con la salud, con la enfermería y principalmente con la justicia social.

Elementos que ella redescubre a cada día e imprime en los alumnos de la Escuela de Enfermería Aurora de Afonso Costa el gusto a la ética, al compromiso y la alegría de ser enfermera.

 

Recibido: 27/01/2012

Aprobado: 27/01/2012